Galvezia Ampliar

Galvezia

No es una planta que se encuentre con facilidad, pese a que no requiere mucho mantenimiento, pero su cultivo es tan simple y su floración tan prolongada que merece la pena disponer un lugar en el jardín para ella

Más detalles

No es una planta que se encuentre con facilidad, pese a que no requiere mucho mantenimiento, pero su cultivo es tan simple y su floración tan prolongada que merece la pena disponer un lugar en el jardín para ella.

Sus ramas tienen un crecimiento abierto que le confiere un desarrollo un poco desordenado, pero será una excelente planta para suelos de condición seca y jardines cercanos al mar.

Disfruta de una buena resistencia ante periodos secos porque tolera la sequía, pero esto también hace que la planta no se muestre demasiado radiante. Es preferible procurar que el terreno no llegue a resecarse.

Conforma un pequeño arbusto denso y muy ramificado, con un follaje de carácter permanente. Resulta muy apropiada para combinar con otras plantas a las que les gustan los emplazamientos soleados como: Salvias, Cosmos, Echinaceas, Achilleas, etc.

Las hojas son pequeñas, ovaladas, de color verde oscuro brillante que recubren los delgados tallos con tendencia a arquearse y postrarse en el suelo si se dejan que crezcan de modo desmedido.

En periodos de calor necesita de riegos regulares que no saturen el suelo y durante el otoño e invierno riegos más ocasionales.